Elegir zapatos de baile y no equivocarse.

Los zapatos son un accesorio imprescindible para un bailarín, sea profesional o no y es importante elegir zapatos de baile con mucho cuidado. Es verdad que en principio, sobre todo en caso de los primeros zapatos, puede ser algo complicado acertar con el modelo. Tenemos que recordar que no es un par de calzado normal y hay varios detalles para tener en cuenta. No es lo mismo ir a comprarte unas botas de calle y un par de zapatos de baile de tacón.
Muchas vienen aconsejados por sus profesoras o amigos bailarines. Sin embrago siempre se debe acordar que cada uno tiene su criterio y no siempre es válido para todos. Lo principal es que estés cómodo con el modelo escogido y puedes bailar y moverte de forma segura sin poner extra esfuerzo para mantener el equilibrio ni tensar los pies.

Los errores más comunes que se suelen cometer sobre todo en principio al elegir zapatos de baile:

1. Número equivocado. Dicho antes, muchos vienen aconsejados por amigos con la idea te tener que elegír uno o incluso dos números más pequeños que su número de calzado habitual. Estas creencias vienen de que los modelos de algunos fabricantes se calzan grandes y es lógico que no coincidan con tallas normales. Y por otra parte, hay motivos por los que los bailarines profesionales siempre llevan zapatos muy ajustados que no se aplican al baile social. Lo más importante es que estés cómodo con el par/numero escogido, que el zapato te ajuste bien el pie pero sin hacerte daño y permitirte libertad del movimiento! Ten en cuenta que con estos zapatos vas a bailar y la idea es disfrutar del baile, no estar sufriendo bailando! Además, a algunos se nos hinchan los pies por la tarde o al bailar igual que en verano más que en invierno. Ten en cuenta estos detalles!

2. Tacón equivocado. Aquí también lo importante es que puedas moverte y hacer figuras sin poner extra esfuerzo en mantener el equilibrio ni desplazar el peso para adelante ni para atrás. Tienes que andar y sentirte ´natural´ con la altura de tacón escogida. Es verdad que cuanto más alto y fino es el tacón estiliza más y hace las piernas parecer más largas y elegantes. Sin embargo acuérdate de que vas a querer aguantar horas bailando en el social. No es lo mismo que estar en la barra de una disco.
Cuando tengas más nivel y seguridad en el baile y varios pares de zapatos podrás ir variando de altura y grosor de tacón. Pero es mejor ser prudente con el primer y único par.

3. Color. No es el problema más grave, sin embargo en principio y en caso de tener solo un par de zapatos debes escoger un color ´neutral´ y fácil de combinar y que además no te canse enseguida. Los colores como dorado, natural o negro suelen ser los más habituales en elegir el primer par. Aunque hay chicas que se llevan los colores o estampados que les gustan más. Es un tema personal y solo depende del gusto. Si participas en una coreografía ten en cuenta que el color más utilizado para las actuaciones es el dorado-bronce, aunque también depende del color del traje.

4. Tira y hebilla. A nivel estético, la tira al tobillo sobre todo en caso de zapatos de colores como negro o rojo suele acortar la pierna. La tira en forma de T estiliza y favorece sobre todo al pie ancho. La tira larga que pasa por debajo del zapato proporciona la mejor sujeción y es la mejor opción para las que tienen mucho empeine. Es aconsejable tener estos detalles y la forma de tu pie en cuenta antes de dejarte llevar por el diseño del zapato y equivocarte.

5. Modelos cerrados Vs abiertos. Como ya se ha dicho en principio, muchos vienen aconsejados por amigos. Y muchos piden modelos cerrados ante el miedo y la leyenda de que los zapatos sedan y en caso del modelo abierto luego el pie se desplazará hacia adelante. Aquí también todo depende de la forma del pie. Si no es estrecho y no tiene tendencia de desplazarse hacia delante en realidad no hace falta llevar zapatos muy cerrados. Hay que tener en cuenta el hecho de que cuanto más abierto es el modelo y más finas son las tiras delanteras más ligero y flexible es. Además, al acostumbrarse al zapato cerrado luego puede resultar difícil llevar modelos más abiertos mas adelante al elegir zapatos de baile nuevos.

Cada pie es un mundo y es mejor elegir zapatos de baile cómodos. El modelo tiene que ser apropiado para tu forma de pie y tipo de baile. Si tienes dudas pide consejo a tu profesor y/o al personal de la tienda de zapatos de baile sin olvidar que eres tu quien va a tener que llevarlos puestos!